Qué estoy haciendo mal en Redes Sociales?

Posted on December 10, 2013

0



Con el auge tecnológico de los últimos 5 años, nos encontramos cada vez más con compañías que ven la imperiosa necesidad de participar con sus marcas y servicios en las plataformas de redes sociales. Sin embargo no ven los resultados que esperan… qué está fallando?

Las redes sociales y las diferentes herramientas de análisis y monitoreo que las acompañan son útiles en la medida que tengamos una estrategia. Con mucha frecuencia, estar en redes con una campaña de agresiva promoción de producto/servicio es la prioridad, pero a medida que pasan los meses y la presencia digital que buscaban no da resultados, entra en juego el escepticismo y la desconfianza. Muchas veces se revierte a la zona de confort, es decir, a los métodos tradicionales de mercadeo mucho más costosos y de difícil monitoreo.

El problema radica en la falta de una estrategia clara y definida. Antes de poner en marcha cualquier esfuerzo digital, la empresa debe tener claros sus objetivos, que busca lograr de manera cualitativa y cuantitativa, cuál es su audiencia target, dónde y cómo alcanzarlos. Debe tener elementos de valor agregado que pueda resaltar en sus conversaciones.

Estar en redes sociales implica una trasformación de política y conducta en la empresa tradicional. Ser grande ya no es un parámetro de medición de éxito. La innovación, la adaptación y la constante evolución en aras de la competencia digital son los referentes del éxito y aquellas empresas que se arriesguen primero en base a una estrategia conseguirán poner un pie firme en la arena de su industria.

Dentro de pocos años, estar en redes sociales será un esfuerzo empresarial de rigor, a la par de contestar el teléfono o toparse cara a cara con el cliente. La personalidad de la marca es comparable a la de una persona real y los seguidores en redes sociales notarán la honestidad y autenticidad de ésta a través de la interacción que tengan…siempre y cuando ésta sea parte de un plan estratégico y un objetivo claro y medible.

Los resultados pueden ser muy exitosos: reducción de costos de inversión en publicidad y mercadeo, visibilidad y reputación positiva de la marca, conocimiento inmediato de las necesidades de la audiencia, manejo inmediato de crisis, mejor servicio al cliente, etc. pero solamente si avanzamos con una estrategia clara y precisa que nos permita establecer objetivos medibles y alcanzables.

Si estás de acuerdo con este artículo, compártelo!

Posted in: Uncategorized